Menu

SmartMining: La respuesta a los desafíos mineros

Las tecnologías de información y la robótica son la respuesta a muchos de los desafíos actuales de la actividad minera.

La actividad minera enfrenta una etapa llena de desafíos. A los dilemas propios de su actividad, como el impacto ambiental que provoca, escases de recursos humanos calificados, geografías diversas o dificultades de abastecimiento energético, se suma desde hace un tiempo la caída dramática de los precios internacionales de los commodities.

¿Cómo esta actividad económica vital para muchos países de América Latina debe enfrentar esta encrucijada? Muchos expertos apuntan a la incorporación de tecnología para subsanar las dificultades. Un proceso de mejora continua que se ha bautizado como “Smart Mining” o minería inteligente.

El smart mining representa en su conjunto lo que debe ser esta actividad en el futuro. Abarca todas sus etapas: exploración, construcción, explotación, operación de los recursos, impacto medioambiental, gestión de personas y activos, trasporte y logística, entre otros.

La respuesta a muchos de los desafíos que cada una de estas etapas ofrece se encuentra en la incorporación sistemática y coordinada de nuevas soluciones que abarquen y requieran todas las tecnologías asociadas a la automatización en procesos de extracción y transporte minero.

MONITOREO Y ROBÓTICA

Durante los últimos años, muchas compañías mineras han implementado la automatización y robótica como parte fundamental de sus faenas participando así del fenómeno de la minería inteligente. Los beneficios han apuntado en múltiples direcciones.

Los avances en esta materia permiten mejorar los niveles de seguridad y sustentabilidad, aumentar la productividad y la maximización de los activos y con salas de control remotas e integradas se genera una integración de procesos y personas.

¿Cómo? A través de la automatización de los equipos (en todos sus niveles), con tecnologías que abarcan diversas aristas, entre ellas inteligencia de la información, robótica y automatización.

Gracias a estos avances se ha reducido, en primer lugar, la tasa de accidentes al evitar exponer a trabajadores a situaciones de potencial riesgo, sustituyendo su presencia por maquinaria especializada controlada a distancia. En segundo término, se ha asegurado una operación sostenida, evitando detenciones en las actividades y el consiguiente impacto en costos y volúmenes de producción.

Como resultado de todo lo anterior, las compañías han podido optimizar sus márgenes, reduciendo los costos por tonelada, mediante la captura, integración y validación de datos en tiempo real durante toda la cadena de valor. Además mejora la seguridad de la operación y se administra de mejor manera las habilidades del personal, a través de la utilización de centros remotos de operación y automatización.

También existen herramientas semi autónomas que automatizan el proceso de ciclo carga-transporte y vaciado de los equipos LHD de manera remota desde una estación de operación.

Junto con la automatización de procesos, el control de flota y equipos igualmente forman parte del proceso de incorporación de tecnologías que contribuyen a una minería cada vez más smart. Esto, porque obtener datos en línea sobre el funcionamiento de los equipos permite un conjunto de beneficios que impactan positivamente en una serie de dimensiones de la actividad minera.

Cabe destacar que Finning y Caterpillar aportan soluciones de avanzada en equipos mineros, automatización de equipos mineros y EM Solutions, los cuales se convierten en un factor diferenciador.

Los planes EM Solutions de Finning, por ejemplo, están contribuyendo en forma acelerada a mejorar la inteligencia y el manejo de datos en la minería. Por ejemplo, una compañía puede comenzar a dar sus primeros pasos en el control remoto de flota a través del plan de EM Solutions de entrada, cuyo uso de la tecnología denominada Visión Link, permite acceder en tiempo real a información sobre consumo de combustible, alertas de funcionamiento y ubicación. Todo, a través de un portal web, el que también permite la compra de repuestos y partes.

En el otro extremo de la oferta, están los planes que adicionalmente suman la asesoría de expertos para lograr ahorros operacionales, mantenimiento preventivo, mejoras en la gestión de recursos humanos y de inventarios, disminución de paradas no programadas a causa de desperfectos, entre otros.

La minería es cada día más inteligente: es la forma de enfrentar los desafíos que por un tiempo a la obligaran a redefinirse. Y Finning tiene mucho que aportar en estos procesos.