Menu

Gestión de residuos en construcción

El trabajo de construcción puede generar grandes cantidades de desechos, desde escombros de demolición hasta materiales viejos y otros artículos. Si los residuos de la construcción no se eliminan adecuadamente, pueden crear problemas importantes para el medio ambiente y la salud pública.

Afortunadamente, hay muchas maneras de reducir, reutilizar y reciclar los desechos de manera efectiva. Si trabajas en la eliminación de residuos de la construcción, estos consejos de gestión de residuos lo ayudarán a realizar su trabajo de manera responsable.

1. REDUCIR

Reducir la cantidad de residuos de construcción en tu proyecto es esencial, ya que la reducción de la fuente evita que se produzcan residuos. Puedes reducir el desperdicio eligiendo preservar los edificios existentes en lugar de crear nuevos, diseñando edificios con características adaptables para prolongar sus vidas, eligiendo materiales que se envían con un embalaje mínimo y utilizando métodos de construcción que facilitan el desmontaje y la reutilización.

Tomar estos pasos ayuda a conservar el espacio del vertedero, disminuir el impacto de la construcción en el medio ambiente e incluso reducir los costos del proyecto.

2. REUTILIZAR

Muchas formas diferentes de desechos de construcción se pueden reutilizar en otros productos. Los desechos reutilizables incluyen:

  • Paisajismo / escombros de limpieza de terrenos.
  • Hormigón.
  • Materiales aislantes.
  • Madera limpia
  • Grava.
  • Pavimentos asfálticos.
  • Desechos de albañilería.
  • Plástica.

Los productos que están en buenas condiciones, como puertas y ventanas, también se pueden vender o donar a otros proyectos u organizaciones.

Al reutilizar los materiales de construcción recuperables, puede conservar más recursos y al mismo tiempo ahorrar dinero.

3. RECICLAR

Los desechos de construcción y los componentes del edificio a menudo se pueden reciclar en otros recursos utilizables. Por ejemplo, el hormigón y los escombros pueden convertirse en áridos y la madera puede reciclarse para crear muebles.

Existen tres métodos comunes para reciclar residuos de construcción:

1.    Separado por el sitio: separa los desechos en el sitio de trabajo, utilizando múltiples cajas para cada tipo para separar los materiales de la manera más específica posible. Este método es una excelente manera de establecer una atmósfera de responsabilidad y ayudara alcanzar los objetivos de reciclaje. Sin embargo, requiere espacio adicional y un alto nivel de supervisión para garantizar que el reciclaje se clasifique correctamente.

2.    Reciclaje combinado: en lugar de separar el reciclaje por tipo, utiliza solo un contenedor y haz que el reciclaje se transporte y clasifique fuera del sitio. La mezcla agiliza el proceso de administración en el sitio y es ideal si tienes poco espacio.

3.    Reciclaje híbrido: una combinación de métodos separados y mezclados en el sitio, el reciclaje híbrido utiliza solo una caja para cada categoría de desechos.

El mejor método para su sitio depende del tiempo y los recursos que puedas dedicar al proceso de reciclaje. Considera factores como la cantidad de espacio que tiene para los contenedores de residuos, si habrá algún cambio en el tipo de residuos durante todo el proyecto y si hay suficiente personal para una supervisión efectiva.