Menu

Arriendo en tiempos de incertidumbre

Julio 2020,

Ya sea una pandemia, un desastre natural o una crisis económica, a veces ocurren eventos que no se pueden controlar y que pueden tener un gran impacto en tu negocio. Frente a esto es importante ajustarse a las nuevas condiciones y una de las áreas en las que es posible hacerlo es al decidir si arrendar o comprar equipos.

En momentos en que la salud y las enfermedades están en la mente de todos, es posible que tengas menos trabajo que hacer, menos trabajadores disponibles y que sea más difícil adquirir nuevos clientes. La empresa puede tener menos capital disponible o puede estar tratando de ahorrar dinero, dificultando la capacidad para realizar grandes inversiones o asumir compromisos en contratos a largo plazo o planes de pago que provienen de la compra de equipos.

BENEFICIOS DEL ARRIENDO DE EQUIPOS EN TIEMPOS DE INCERTIDUMBRE

Las empresas a menudo se preguntan si deberían arrendar o comprar equipos, y esa pregunta se vuelve aún más importante en momentos en que el país está en crisis. Las empresas no quieren invertir en algo si no reciben un fuerte retorno de su inversión, y también quieren mantenerse dentro de un presupuesto específico.

Si no tienes el capital libre para comprar equipos o no quieres encargarte del mantenimiento asociado a las máquinas, puedes arrendar. Para comprender cómo el arriendo de equipos puede beneficiar a tu negocio, especialmente cuando tu empresa enfrenta un futuro incierto, revisa algunas de las principales ventajas:

1. NO SE REQUIEREN INVERSIONES IMPORTANTES DE CAPITAL

En un momento incierto, probablemente no quieras invertir una cantidad significativa de dinero en equipos que no estás seguro de que necesitarás el próximo año o incluso el próximo mes. La compra de un equipo te pone en una posición en la que tienes que comprometerte a dejar una cantidad significativa de dinero por una máquina o aceptar un plan de pago a largo plazo. Si arriendas el equipo, no necesitas hacer ningún compromiso a largo plazo ni gastar cantidades significativas de dinero.

Además de no querer quedar comprometido en un contrato a largo plazo para pagar un equipo, es posible que haya sufrido una pérdida de negocios debido a eventos imprevistos. Si este es el caso, es posible que no tengas suficiente dinero disponible para pagar un anticipo del equipo. Incluso con una disminución del flujo de caja, aún tendrás proyectos que completar. El arriendo de equipos puede ser mucho más asequible y mantenerlo trabajando incluso en tiempos de crisis.

2. NO ES NECESARIO PAGAR REPARACIONES

Cuando compras equipos, también debes tener en cuenta los costos de realizar tareas de mantenimiento y cubrir las reparaciones necesarias. Estos costos pueden variar significativamente desde hacer simples inspecciones de mantenimiento hasta tener que reemplazar un motor. Como resultado, comprar el equipo arroja aún más incertidumbre.

Una gran ventaja de arrendar equipos es no tener que preocuparse por los costos de reparación. El concesionario se encargará de los problemas de reparación y mantenimiento, quitando esos costos a la empresa que arrienda el equipo. Sin preocuparse de tener que pagar a los técnicos para que realicen reparaciones o compren repuestos, tu empresa puede prepararse mejor para el futuro.

Arrendar también significa que no terminarás sorprendido por reparaciones inesperadas, lo que puede ayudarte a mantenerte dentro de un presupuesto ajustado. Además, no tienes que asignar personal de tu fuerza laboral posiblemente restringida para realizar tareas de mantenimiento, lo que les permite centrarse en tareas más rentables.

3. FLEXIBILIDAD

Es posible que necesites contratar clientes que normalmente no podría llegar a fin de mes o diversificar tus servicios para estar mejor preparado para las circunstancias que afectan más a tu base de clientes principal. Si haz comprado equipos, será mucho más difícil adaptar tu empresa a estos nuevos clientes. Tendrás más capital invertido en equipos especializados que pueden dificultar que tu empresa amplíe sus servicios.

Si posees las máquinas, no puede cambiarlas rápidamente para satisfacer las nuevas demandas. Por el contrario, el arriendo de equipos no tiene un compromiso a largo plazo y permite a tu empresa satisfacer las demandas cambiantes con facilidad. ¿Ya no necesita un minicargador? No hay problema, cámbialo por la excavadora de ruedas que requieres actualmente.

4. MINIMIZA TU FLOTA

En tiempos de incertidumbre es mejor mantener una flota pequeña. Cuando cuentas con muchos equipos aumentan los costos de almacenamiento, transporte, mantenimiento, combustible, entre otros.

Puedes ahorrar dinero y tiempo arrendando en lugar de comprar. Puedes arrendar rápidamente equipos especializados en lugar de comprar algo que no estás seguro de que necesitarás nuevamente. Mantén tu flota arrendando equipos temporales en lugar de comprar equipos por los que tienes que hacer pagos y cuidar, sin importar lo poco que los uses.

5. OBTÉN LA MEJOR TECNOLOGÍA

El equipo de arriendo viene con la mejor tecnología. Con entornos y necesidades laborales cambiantes, debe tener el equipo más actualizado para satisfacer las necesidades cambiantes del entorno empresarial. Cuando arriendas, puedes obtener máquinas equipadas con las últimas tecnologías.