Menu

¿Cuándo arrendar o comprar equipo de construcción?

En la medida que crece tu negocio debes asegurar de que tus equipos se alineen con las necesidades de cada proyecto. Si bien puedes comenzar a asumir una amplia variedad de proyectos, es importante tener en cuenta que mientras se perfecciona tu negocio y se hace conocido por un nicho específico, tus necesidades de equipos también se vuelven más especializadas. ¿Pero cómo decidir alquilar o comprar maquinaria pesada?

Antes de decidir alquilar o comprar equipo pesado para tu negocio de construcción, hazte estas cinco preguntas:

1. ¿Qué estás buscando hacer?

Si estás decidiendo alquilar o comprar maquinaria pesada, piensa exactamente para qué necesitas este equipo. ¿Estás tratando de crecer o tienes un trabajo que hacer? Si este es un trabajo específico e inmediato, alquilar es el camino por seguir. Pero, si estás tratando de hacer crecer tu negocio en un segmento en particular, sería aconsejable hacer la inversión lo antes posible para que puedas comenzar a acumular capital en la máquina.

2. ¿Con qué frecuencia usarás el equipo?

La regla de oro es: si vas a utilizar el equipo menos del 65% de su tiempo, entonces debes alquilarlo, así reduces el riesgo de tener un equipo detenido. ¡Un equipo (activo fijo) detenido contrae costos, tales como depreciaciones y mantenciones, mientras que tú no estás generando ninguna ganancia! Si es mayor al 65%, es aconsejable comprar

3. ¿Qué beneficios contrae alquilar o comprar?

El tiempo y la disponibilidad del equipo es otra consideración. Si necesitas un equipo de forma inmediata para proyectos de corto o mediano plazo, a menudo es más fácil alquilar. Uno de los beneficios de alquilar es obtener soluciones rápidas sin perder los estándares de calidad que ofrece Caterpillar. Además, es importante considerar la curva de costos versus tiempo. Si te desplazas en un periodo corto, ahorras costos por depreciación y gestión de mantenimiento, por tanto, la mejor opción es alquilar. Si el periodo del proyecto se alarga, el costo por arrendar superará el costo por comprar, por lo tanto para este caso es mejor invertir en tu propio equipo.    

4. ¿Estás preparado financieramente para comprar el equipo?

El equipo pesado puede ser un gasto de capital importante. Es posible que tu empresa no esté lista para invertir dinero para comprar, o que no haya acumulado el historial financiero para obtener el mejor acuerdo de financiamiento. Analiza tus datos, asegúrate de que el uso que se le dará al equipo supere el 65% y proyecta el flujo de caja futuro. Esto te ayudará a organizarte, hacer una proyección de la inversión y de tus nuevos márgenes cuando comiences a acumular ese capital.

5. ¿Estás listo para mantener tu propio equipo?

Una vez que tu negocio cuente con equipos pesados, debes considerar los mantenimientos regulares y los costos de seguro. Algunas empresas de construcción se encargan del mantenimiento, los cuales realizan y cambian piezas según sea necesario. Si trabajas con el socio adecuado para equipos pesados, también puedes elaborar un acuerdo de mantenimiento y seguro continuo para que tengas un monto planificado y establecido que pagará cada mes para garantizar el tiempo de actividad del equipo.