Menu

La importancia de contar con suministro eléctrico non stop en el sistema de salud

En el sector de la salud, la calidad y seguridad del suministro eléctrico juegan un papel muy importante en la operatividad de hospitales y clínicas. No es difícil imaginar los serios problemas que podrían surgir por un corte de luz en quirófanos, unidades de cuidados intensivos u otras áreas críticas.

Por ello, es indispensable contar con uno o más sistemas de respaldo de energía eléctrica, comúnmente mediante sistemas de alimentación ininterrumpidos (UPS) y generadores diésel o gas.

Pero más allá de esto, se debe tener especial atención no sólo en el suministro continuo de energía sino también en la calidad de ésta, referido a las distorsiones que pueden estar presentes en términos de variaciones de tensión o de frecuencia.

Siendo que el equipamiento médico es muy sensible a dichas alteraciones, esto puede provocar que ciertos estudios deban repetirse, lo cual se traducirá en mayores costos para el centro de salud y en tiempo perdido de profesionales y pacientes.

Resonadores magnéticos, tomógrafos computarizados, equipamiento de rayos X y de ultrasonido son elementos que, debido a sus características, pueden provocar una alta demanda instantánea de corriente. Adicionalmente, durante su funcionamiento tendrán un importante contendido de armónicos (frecuencias múltiplos de la frecuencia fundamental de trabajo del sistema). Esto puede causar distorsiones en la forma de la onda de la tensión y corriente eléctricas, llamadas “distorsiones armónicas totales” o THD por sus siglas en inglés.

Es importante entender que otros elementos típicos en centros de salud, como ser UPS, iluminación o sistemas centrales de aire acondicionado, también traen consigo un componente de armónicos que hace de éste un factor a tener muy en cuenta.

Si dichas distorsiones son elevadas, pueden provocar problemas en el sistema como: falta de estabilidad del sistema eléctrico, incremento de la tensión y corriente eléctrica en el sistema, malfuncionamiento de equipamiento y lectura incorrecta de datos y por consiguiente errores en los estudios médicos.

Estos efectos pueden ocasionar pérdidas incluso imposibles de cuantificar en términos monetarios cuando está involucrada la salud de los pacientes.

Por esto, durante el diseño o modificación de los sistemas eléctricos en centros de salud, los factores más importantes a tener en cuenta son la confiabilidad del suministro eléctrico, su resiliencia ante alteraciones y la seguridad de las personas que entran en contacto con estos elementos.

En Finning Cat contamos amplia gama de productos de generación para toda necesidad en cumplimiento de las normas más estrictas y personal experimentado que brindará la mejor solución en el diseño e integración del proyecto para las industrias más críticas.

Además, contamos con las capacidades de analizar y proponer mejoras o modernizaciones en instalaciones existentes, minimizando tiempos de implementación. Esto puede resultar en mayores eficiencias, mejor calidad de energía eléctrica y menores costos de operación y mantenimiento para los establecimientos de salud y, lo más valioso, mejorar la calidad de atención para sus pacientes. 

Consejo de Experto Matias Mocilnikar
Matias Mocilnikar, Product Manager - FINSA - Chile, Industria Energia y Motores